Códigos QR para el control del coronavirus COVID-19 en China

Códigos QR para el control del Coronavirus COVID-19 en China

China ha puesto en marcha un sistema de control del coronavirus Covid-19 basado en el uso de una app para móviles y códigos QR.


Mantener el control de la propagación del coronavirus Covid-19 en un país tan enorme y con una población de tantos millones de habitantes parece un reto imposible.

Por esta razón China, en una apuesta potente por el uso de la tecnología y los dispositivos móviles , ha puesto en marcha un sistema basado en  bigdata, un app para móviles y el uso de códigos QR para identificar el posible grado de afectación de los individuos y de esta manera limitar/controlar sus movimientos.

Códigos QR para el control del coronavirus COVID-19 en China

Como funciona el sistema de control del coronavirus con los códigos QR

Los usuarios deben instalar una app en su móvil que se encarga generar y asignar un código QR identificativo. Este QR puede tener tres estados a modo de semáforo.

En función de su estado de salud la app le asigna un QR  que determina el grado de movilidad de la persona.

Color del QR Estado Nivel de movilidad
Verde Libre de virus Permitida
Ambar Peligro de contagio Confinamiento de 7 días
Rojo Peligro alto de contagio Confinamientode 14 días

Disponer de la app y por tanto del código QR generados por la  aplicación es imprescindible para poder salir de casa.

Es necesario que el QR Code sea escaneado para poder acceder tanto a sitios públicos como comercios, restaurantes así  como a dependencias o edificios de la administración China.

Código de Salud Rojo en QR Code. COVID-19

Características de la app de control de la COVID-19

La aplicación, de nombre Suishenban ,se puede instalar de forma autónoma o bien como opción integrada dentro de las apps más usadas por los ciudadanos chinos como son Alipay  y WeChat.

Alipay  y WeChat son las apps con mas instalaciones en China. Alipay, del gigante asiático Alibaba, es una aplicación de pagos online mientras que WeChat sería el equivalente a WhasApp por lo que con esta estrategia el gobierno chino se asegura un implantación masiva.

Los ciudadanos deben realizar un primer registro online donde se recopilan datos de identificación como nombre, DNI, domicilio, etc… para acabar proporcionando información adicional mediante un cuestionario en que se recogen datos sobre, hábitos, desplazamientos, contacto con personas afectadas, preguntas sobre síntomas  y finalmente conceder a la app permisos amplios sobre el dispositivo móvil, entre ellos lógicamente la geolocalización.

Dentro de la medidas adoptadas, drones  sobrevuelan las ciudades con un código QR, para que aquellos que aún no lo han hecho escaner un QR para instalar la aplicación.

Drones con códigos QR para el control del Coronavirus en China

Repercusiones de la implantación del control de la COVID-19

Tal y como asegura el gobierno chino, el sistema se basa en un análisis masivo y cruce de información de diferentes bases de datos y fuentes como pueden ser los datos de movilidad ofrecidos por las propias operadoras de telefonía, medios de transporte, geolocalización de las lecturas de los códigos QR, compra y  pagos realizados.

Los ciudadanos deben actualizar sus datos de forma diaria introduciendo las lecturas de temperatura corporal si  no quieren ver como el código QR pasa de verde a rojo, y por tanto ver su movilidad limitada.

El sistema por tanto se ha convertido en una herramienta de seguimiento en un país donde las libertades individuales ya están seriamente cuestionadas.

El estado dispone de un sistema de monitorización en tiempo real la actividad de millones de ciudadanos y ciudadanas, sus movimientos, sus hábitos, su actividad y sus interacciones sociales.

No es de extrañar, que aunque en otros países se estén estudiando medidas o sistemas similares, este tipo de sistemas choca frontalmente con las leyes de protección de datos y derechos a la intimidad de las personas entre otros.

El código QR aquí es lo de menos, la tecnología ha permitido sustituir los antiguos brazaletes o pulseras identificativas por un semáforo de colores en forma de QR.

Fuentes: